jueves, 3 de septiembre de 2009

La práctica de la anestesia en la Medicina Privada


Hay veces que cuando quiero proponerle a un paciente la técnica que voy a emplear en él para realizar una intervención quirúrgica, me veo aplastado por las limitaciones de algunas compañías privadas.

Algunas compañías, estoy hablando de Granada, creo que también para otras ciudades, no tienen previsto la realización de la consulta de anestesia (no está incluido en el baremo de ningún anestesiólogo de la provincia) y es frecuente ver a compañeros haciendo el Preanestésico en los pasillos del quirófano (no sólo ocurriría en los hospitales de Córdoba del SAS, según han denunciado algunos sindicatos este verano) y, también, obteniendo el Consentimiento Informado en la misma puerta del quirófano.
El Tratamiento del Dolor Postoperatorio por parte del anestesiólogo tampoco está aceptado. Por tanto, todas las medidas que están consiguiendo hacer brotar libros y libros que se interesan por la mitigación del dolor postoperatorio se quedan en nada.
Así que algunas veces tengo que limitarme a dormir y despertar, dormir y despertar, dormir y despertar a cada uno de los pacientes. Nada más alejado de la Anestesiología...
Menos mal que algunos directores médicos están facilitando que en algunas compañías se pueda realizar, alguna que otra vez, estas acciones.
Posdata: Gracias Dra Granero (Mapfre),gracias ASISA, gracias DKV, gracias Caser, gracias Mutuas Aseguradoras porque aunque son compañías minoritarias en Granada están manteniendo la esperanza de algunos médicos y de muchos pacientes.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails