domingo, 15 de mayo de 2011

Hoy dormiré más tranquilo


Durante mucho tiempo he intentado convencer a mi hija de que la anestesia no era su futuro. Durante mucho tiempo he estado buscando argumentos que no tuvieran contestación posible para que ella no siguiera mi estela profesional. Durante mucho tiempo he tratado de esconder mi ilusión y mi regocijo por mi trabajo para no influir sobre su vocación.
Y hoy, por fin, tengo argumentos.
Mira tú qué notición:
"EEUU ha probado con éxito el primer robot intubador en una operación real"
Y la inquietud que este hecho despierta en el periodista:
"¿Será factible que en pocos años sustituyan a los actuales anestesistas?"
Y a mí me viene la alegría, que me llena, que me invade, que me hace levitar.
Primero por mis pacientes, que van a tener la tranquilidad a partir de ahora de que una de las técnicas más dificultosas de nuestra especialidad va a quedar en mera pelusilla. Algo sin importancia.
En segundo lugar por mi hija, que si las previsiones del periodista se consolidan, hará que no pueda seguir mis pasos porque no serán necesarios los anestesistas. ¿Un quirófano sin anestesistas?. No veas la ilusión de los cirujanos y los directores de hospitales. ¡Un quirófano sin anestesistas!. El Nirvana. El Paraiso.
Sólo me queda una duda.
Si el paciente vomita o si hay un broncoespasmo ¿a quién llamarán los cirujanos para que les resuelva el problemita?.

7 comentarios:

Juana dijo...

Pues creo que no te vas a quedar más tranquilo, lo siento, hay gente que cree en las máquinas, ningún ingeniero electromédico o biomédico quiere que le opere una máquina sin médico presente .... los seres humanos somos insustituibles para otros seres humanos.

Y si tu hija decide ser anestesista, déjala, a mi me parece una profesión estupenda y, como tiene un padre estupendo, pues decide lo que le gusta .... se siente, eres bueno a pesar de lo que te rodea.

MiAnestesista dijo...

Pues yo me veo ya como especie en extinción. Pero lo digo no con pesimismo, sino porque me gustaría que me mimaran y me cuidaran mucho ...

capitán garfio dijo...

Muy buenas, cuanto sin pasarme por aquí, un gran abrazo...
Y ahora al tema...
A mí me gustaría tener a mi lado a alguien como tú, el día que me tubieran que operar de algo,¿¿ será el momento de crear el teleanestesiólogo...???
Ponga un anestasista en su vida...
Vosotros seréis como los arbitros, de campo en campo, para operaciones de personas que creemos en vosotros...tal vez hagan como en el futbol, con pichichi y todo...jeje
Un saludo y un gran abrazo...vienes a Madrid..???

Diario de una mamá pediatra dijo...

No creo que la vayas a convencer con esos argumentos. Cuando sientes alguna "llamada" de ese estilo, no hay argumentos que valgan!!
Además los modelos que uno ve en casa tienen una huella indestructible. Seguro que lo hará bien y será feliz!
Cuánto tiempo sin saludarte! Un abrazo

MiAnestesista dijo...

Mi Capitán: No voy a anestesiarte. Cuando estemos juntos tenemos que disfrutar juntos de los venenos. Mejor en tu barco que en mi hospital. Mejor ron que anestésicos. O emborracharnos con zumo de naranjas...
No voy a Madrid. Y lo siento.
Amalia: Llevo un tiempo que estoy encerrado en mi caparazón, elaborando proyectos (y cuidando de pacientes dormidos). Me queda todavía un poco de días de desierto. Me alegran tus visitas. Estoy iniciando una nueva ilusión y necesito tiempo y recogimiento. Besos.

capitán garfio dijo...

A ver si este verano coincidimos en tu tierra o cerca de ella, estaré por allí abajo estas vacaciones, me gustaría saludarte y darte un abrazo, me da igual que me anestesies o no, correré ese riesgo...jeje
un saludo

Juana dijo...

Creo que eres una especie en "expansión" no en extinción jeje afortunadamente para todos nosotros

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails