lunes, 19 de marzo de 2012

Frases famosas: No entiendo lo de los tres centímetros


Si te asomas a la ventana y ves el sol en lo alto: ¿qué temperatura hace en la calle?
Si tu hija te dice que su novio calza un 42 de zapatos: ¿en cuanto tiempo acabará la carrera de arquitectura?
Deduzco. No deduzco. ¿Tendrá algo que ver una cosa con otra?
Y ahora dígame usted ¿le han intentado callar alguna vez diciéndole que no le pueden poner la epidural porque no ha alcanzado los tres centímetros de dilatación? Pues no tiene nada que ver una cosa con la otra.
Una buena matrona sabe cuando una paciente se está poniendo de parto. Y sabe también decirle cuando se está iniciando el parto. No es lo mismo. No es igual.
Una paciente puede ponerse de parto cuando se inician las contracciones y empiezan a ser regulares y continuas.
Y decimos que el parto se está iniciando cuando las contracciones empiezan a ser efectivas. Es decir, cuando empiezan a provocar modificaciones en el cuello de útero. Cuando el parto ya no se para. Cuando no hay vuelta atrás.
Y este es el momento en que se puede poner la epidural.
La epidural es para el parto. Si el parto ha empezado, ya no hay motivo para retrasar el comienzo de los beneficios que suponen el no padecer los dolores del parto.
A los anestesistas no nos gusta quitar el dolor (lo he dicho y repetido ya muchas veces). A los anestesistas nos gusta que no haya dolor. Yo no pongo la anestesia cuando el cirujano empieza a abrir el abdomen para operar a un paciente que padece una apendicitis. Yo lo duermo, lo anestesio, antes. Antes de que lo abran. A mí no me gusta quitar el dolor. Me gusta que no haya dolor.
Y en el parto es igual. No me gusta quitar el dolor. Me gusta que no se presente.
Y además tengo que utilizar dosis más bajas si empiezo pronto. Y las dosis totales son más bajas.
Por eso no entiendo lo de los tres centímetros.
Hay partos en que no se produce la dilatación hasta que pasan un número de horas. Son horas para estar tranquilas. No para agotarse.
La epidural no retrasa el comienzo del parto.
Créame, es verdad.
La epidural no aumenta el número de cesáreas.
Créame, es verdad.
Y si se empieza desde el primer momento es todavía más verdad.
Que no le mientan con los tres centímetros.

La foto forma parte de la experiencia de la mamá de Alicia en su parto, recogida en su blog.

10 comentarios:

Рауф Халиулин dijo...

Usted cree en vida sin Dolor?
Usted quiere la vida sin Dolor?

MiAnestesista dijo...

Рауф Халиулин: No, no creo en la vida sin dolor. Pero no entiendo la pregunta. ¿Usted cree que es mejor que estuviera siempre nevando?¿Usted cree que sería bueno que en Cádiz todos los días saltara el levante? Quizá le gustaría que nevara el día que le dieron el primer contrato de trabajo (a mí me pasó, fue un día muy hermoso). Quizá le gustaría que saltara el levante el día que le compró la primera cometa a su hijo. Pero sería muy triste que la nieve o el levante le echara a perder cualquier otro día hermoso.

Martuka dijo...

Рауф Халиулин, como se nota que es un tio y que no le tiene que salir un niño de 3 kilazos y cabezón por sus partes bajas. Aquí mi anestesista preferido, osea MiAnestesista, sabe que me ha tocado parir a dos con dolor, con mucho dolor y sinceramente eso no le gusta a nadie. Al segundo parto iba aterrorizada y lo pasé realmente mal, por los nervios, el dolor y la mierda de matrona, menos mal que la cosa mejoró cuando apareció una matrona qe era amiga mia. Lo del dolor no mejoró y un momento que yo tenía que haber disfrutado lo pasé realmente mal. No le deseo ningún mal a nadie, pero si que me gustaría que algunos hombres tuvieran un dolor de parto por lo menos una vez en su vida para que supieran lo que es pasar por eso.

P.D en la vida queramos o no queramos hay dolor y de muchos tipos, unos se pueden evitar y otros no, pero lo que tengo claro es que sufrir por sufrir es tontería.

María (Azabache) dijo...

Gracias por compartir. Me voy con algo más aprendido :-) Me gusta el blog

María dijo...

No entiendo que no se tome en serio el dolor del trabajo del parto. Y dejen pasar las horas sin ayudarte. Y más por las matronas y ginecológ@s. Soy madre de tres hijos, y jamás pensé que las contracciones dolieran tanto, llevaba días con contracciones y se intentaba que el niño no naciera todavía (no le tocaba...), así que llegué a un nivel de dolor insoportable para mí, tras más de 14 horas con muchísimas contracciones, desde las 8 de la tarde hasta las 10 de la mañana del día siguiente, tuve mucho miedo por mi hijo, por desmayarme, por no poder empujar...pero por fin llegó el anestesista, y mi doctora, recuperé la vista y el habla, me sequé las lágrimas, saludé después de que hiciera efecto la anestesia, y el parto fue emocionante y sin nada de dolor.
Muy importante en el día del nacimiento de tu hijo el trabajo del anestesista.

MiAnestesista dijo...

María Azabache: Muchas gracias por tu comentario.
María: el último parto que atendí también se adelantó una semana. La pareja no es de Granada, aunque viven aquí. Era domingo y llegaron al hospital con el hermanito mayor (3 años) porque no podían dejarlo con nadie. Mientras encontraban a unos amigos que se acercaran a por él, al hermanito pequeño le dieron muchas ganas de salir y nos fuimos para paritorio. El papá entro con la mamá y yo me quedé con el grande en los brazos paseando por los pasillos de quirófanos llenando globos para cuando llegara el hermano. La epidural estaba funcionando bien, así que desde la puerta cerrada de quirófano no se escuchó ningún sonido que espantara al chiquitín. Lo primero que escuchamos fue el llanto del recién nacido. Yo había avisado al chiquitín de que cuando los hermanitos vienen, lloran de frío. Estábamos buscando por todos lados el llanto del hermano, así que cuando lo escuchamos no hubo ningún problema para entrar y saludar al pequeño y darle los globos que le teníamos preparados. Tengo grabado el beso que le dio el hermano mayor al recién llegado y el tierno abrazo que le dio a la madre. Nada de esto hubiera sido posible sin la epidural. Me gusta mi trabajo.

María dijo...

En el parto de mi hijo, la pequeña espera me fue muy bien, y tranquila, con epidural. Y la mejor sorpresa tras nacer, miro hacia atrás y "mianestesista" me traia en brazos a mi otra hija, de 19 meses para que no me faltara nadie en ese momento. Gracias (con tres años de retraso).

MiAnestesista dijo...

María: procuro pasar desapercibido, pero me gustan los partos y me gusta que tengáis un buen recuerdo. Gracias.

Pato dijo...

Primera indicación de analgesia epidural para trabajo de parto, que la paciente lo solicite por presencia de dolor. No hay centímetros que valgan.

Anónimo dijo...

Me esta diciendo de verdad que la epidural no aumenta el numero de cesáreas? el uso de los fórceps o todos los demás cachivaches?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails