viernes, 9 de octubre de 2009

La posición "VALLEJO"


Les quiero presentar a una persona que ha estado compartiendo conmigo muchos momentos intensos durante la preparación de pacientes para la cirugía. No todas las espaldas son iguales y cuando se intenta ofrecer a los pacientes el beneficio de la anestesia epidural, hay que lidiar con columnas que están ya bastante desgastadas por el tiempo. Agustín Vallejo es un celador joven, al que siempre tienes a mano para resolver cualquier problema.
Yo soy un poco cabezota y soy de los médicos anestesistas que piensa que si uno ha valorado suficientemente a un paciente y le ha ofrecido una técnica que es la que cree que es más conveniente para desarrollar la cirugía, tiene derecho a intentarla hasta conseguirlo, sin las límitaciones de las premuras del tiempo a las que a veces se nos quiere someter a los de nuestra especialidad, es decir, me gusta que, algunas veces, me den las mismas oportunidades que me darían si yo fuera un cirujano.

Uno de los días en que me encontraba luchando con una espalda y daba la sensación en quirófano de que estaba perdiendo el combate por puntos, Agustín, que sostenía en ese momento al paciente, me sugirió: "Doctor, ¿y si volcamos un poco la mesa para que se le abra un poco más la espalda?". Mi mente se puso a cavilar a la velocidad de un Ferrari y lo empecé a ver con cierta claridad: "un paciente al que se le gira la mesa, hará un movimiento reflejo para no caerse que intentará situar el centro de gravedad un poco más adelante y abrirá así las vértebras donde yo quiero colocar el catéter. Sólo hay que cuidar que el paciente no se eche mucho hacia delante y mantenga la columna lumbar vertical". Yo no sé si el número de intentos rondaba el de las mejores tardes de Platanito, pero, nada más colocarlo en la nueva posición, el catéter entró al primer intento.
Yo no sabía como agredecer la idea a Agustín, pero desde aquella tarde cada vez que viene una paciente con una espalda difícil todos los de quirófano decimos "esta espalda va a necesitar un Vallejo".

7 comentarios:

Miguel Angel dijo...

¡Joder! ¡qué idea tan simple y tan buena!. Solo por sencilla tiene que funcionar.
A los pies de su celador Dr. Palacio.

MiAnestesista dijo...

Tengo suerte de tener en el hospital a celadores que se implican. Tengo en mente hacer un tratado de "Técnicas anestésicas para celadores". El objetivo del libro sería cómo dar las anestesias para que el paciente cuando se despierte pueda colaborar al máximo para pasarse a su camilla. Sería bueno para el celador, y también para el paciente. Un capítulo sería "Lateralización estricta de la Anestesia Intradural", otro "Dormir suave, despertar suave". La verdad es que se merecen que los cuidemos.

MiAnestesista dijo...

Un blog puede ser también una especie de diario. Aprovecharé esta entrada para dejar constancia de las veces que la Posición Vallejo me permite resolver una anestesia. Invito también a quien la utilice a expresar sus experiencias.
Ayer la utilicé en dos ocasiones. Con una abuelita para una prótesis de rodilla, en que además de la artrosi, tenía una ligera escoliosis en la zona donde tenía que realizar la punción. Después de una intradural con poca dificultad, fue imposible colocar el catéter porque la punción siempre acababa en un tope óseo que impedía llegar a espacio. Me cambié a un interespacio inferior y tampoco. Solicité un Vallejo y en tres intentos se solucionó todo.
El segundo caso fue parecido pero sin escoliosis y sin cambiar de interespacio. Con el Vallejo, a la primera.

Sonsoles dijo...

Que gran idea. Ponle una medalla a Vallejo.
Estoy deseando ponerla en práctica.
Algunos compis practican otra posición que a mi particularmente no me resulta cómoda. La utilizan para la raquídea. Colocan al paciente en la mesa de quirófano en supino y luego le hacen sentarse simplemente irguiéndose, sin sacar los pies por un lado. Se sientan en paralelo a la mesa y doblan las rodillas con los pies en la mesa ,doblando la espalda. A ellos les va bien, pero buscan la rapidez sobre todo. Como yo soy pequeña esta postura me obliga a pinchar de lado. Los hay que aprovechan y se sientan en la mesa. Muy incómodo ,sobre todo para poner un catéter.
Es una idea más, pero yo me quedo con la del celador.
Besos

Pato dijo...

Genial el Vallejo, me lo apunto para las abuelitas!!

MiAnestesista dijo...

Pato: Me ha sacado muchas veces de problemas. Ya, cuando me ven sudar en quirófano, me dicen: "¿Hacemos un Vallejo?" y veo el cielo abierto. Que la disfrutes.

Avencia Arévalo dijo...

Me encanta! Es muy importante un celador en quirófano! Muchos besos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails