martes, 13 de octubre de 2009

Una pregunta equivocada


Les digo a los pacientes que la canalización venosa es como el cinturón de seguridad, lo tienes puesto sin darte cuenta. Los anestesista somos los médicos que nos entretenemos en mirar las venas de nuestros amigos, de las personas que nos son presentadas, del viajero que está sentado a nuestro lado en el autobús... y todo sin darnos cuenta. Se nos van los ojos detrás.
Cuando un paciente entra en quirófano siempre hay que canalizarle una vía y como a mí me gusta, la mayoría de las veces lo hago yo. Aprovecho para crear un contacto con el paciente y me aseguro de colocarla en el sitio adecuado: que no moleste durante la intervención, que no sea en zona de flexura para que el paciente pueda dormir bien por las noches...
Pero cuando no hay preferencia definida por la mano que va a ser elegida porque la intervención no va a colocar a los cirujanos en los lados del enfermo, me gusta preguntar al paciente sobre su preferencia. Son muchas las preguntas que se pueden hacer: ¿es usted zurdo o diestro?, ¿con qué mano se maneja mejor?... Seguro que ustedes tendrán muchas más preguntas que se puedan hacer. Sin embargo yo no elegí la más adecuada.

En mi trabajo diario atiendo a muchos funcionarios: maestros, jueces... sí, pero también policias, guardias civiles, militares..., y de pronto una pregunta aparentemente inocente cobró un sentido totalmente nuevo.
Yo estaba preparando la cánula intravenosa, el algodón, el Betadine y se me ocurrió preguntar: ¿usted con que mano se defiende mejor?.
La respuesta: Yo disparo mejor con la mano izquierda.
Lo entendí perfectamente. Yo no sé si su subconsciente me estaba avisando.
Por si acaso, le cogí la vía en la mano izquierda.

5 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Hiciste muy bien, es más, yo también hubiese canalizado el brazo derecho y, por un si acaso, los dorsos de los dos pies.
Que hay gente con muy mala hostia y si se ven acorralados se defienden divinamente a patadas en los güevos... doy fe.

MiAnestesista dijo...

Lo primero que me vino fue sorpresa, luego un poquillo de miedo se unió al golpe. El paciente tenía cara de buena persona y seguro que lo era... Pero mi subconsciente mandó en ese momento.

angel dijo...

Genial ..... no mi amigo lo que pasa es que eres una persona muy consciente yo diría al 100% ...... sabes no todos tienen desarrollada su inteligencia emocional como tu .........

Victoria dijo...

La cercanía con el paciente es importantísima, pasan mucho miedo, solo pensar que tiene que entrar a quirófano o ponerse la epidural... te hacen mil preguntas.
Yo soy aux de enfermería, trabajo en paritorio y ayudo al anestesista en la epidural, en mi hospital son cercanos y explican y contestan quitando sus miedos, dándole apoyo, cariño y profesionalidad.
Saludos Victoria.
http://medicablogs.diariomedico.com/calidadasitencial

MiAnestesista dijo...

Me gustan muchos los partos, la mayor parte de mi actividad se ha desarrollado atendiendo a embarazadas (cerca de 17 años, ¡cómo pasa el tiempo!). Tengo esbozada una entrada al blog que me gustaría que leyérais, se llamará "Las abuelas".

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails