sábado, 4 de diciembre de 2010

La Sinrazón de los Controladores Aéreos


¿Cuántos controladores aéreos conocéis?
Mirad alrededor. Yo conozco a alguno.
Y no trabajan en los aeropuertos.

Yo no sé que hay de verdad en todo lo que me están contando. Y hablo de las razones. O de las sinrazones.
Puede ser que sea verdad que ser Controlador Aéreo en España haya sido un chollo. Que se hayan limitado las plazas de forma intencionada. Que pusieran filtros para que tuvieran que ser familiares directos de los que ya estaban dentro. Que ganaran mucho, mucho, mucho dinero. Que trabajaran mucho y, también, que descansaran mucho. O puede ser que todo sea mentira. Pero no me creo que todos fueran unos rastreros, que todos fueran unos interesados, que todos fueran tan sibilinos.
Permítanme que piense que algunos, o alguno, quisiera darle cierta racionalidad al trabajo. Que quisiera que hubiera equilibrio entre el trabajo y el sueldo, entre el trabajo y la vida familiar, entre el trabajo y el descanso. Alguno habría. Creo yo. Seré iluso. Pero lo pienso.
Voy a creer que alguien querría aumentar el número de plazas en los aeropuertos. Voy a imaginarme que alguien tuviera bastante con un sueldo un diez o incluso un veinte por ciento inferior. Voy a esforzarme y hasta voy a defender que la tendencia general fuera pensar que todo tenía que evolucionar, que cambiar, que mejorar. Y voy a pensar que en esto ha llegado el pulso entre Gobierno y el Colectivo. Cuando el plato todavía estaba por preparar. Cuando todo estaba crudo.
Un problema de velocidades. Los críticos no han tenido tiempo, o no han sabido ir a la velocidad adecuada para poder resolver el problema antes de que fuera tarde.
Y quizá sea hasta lógico. Se les ha quemado el cocido antes de meterlo en el horno. Y hay que saber cambiar a tiempo. Y ellos no han sabido. Se les había acabado ya el tiempo a los que estaban luchando contra los privilegios.
¿Cuántos intereses ha habido, mientras tanto, para que todo siguiera igual que estaba? ¿Por qué se ha mantenido todo exactamente sin cambios durante tanto tiempo?


Y lo mismo, lo mismito, veo a mi alrededor. Necesidades imperiosas de cambio.
Cambios que no llegarán, seguramente, a producirse.
Veo ControladoresAéreosDeLosMalvados en el hospital. Forzando al máximo la endogamia. No permitiendo que entre nadie nuevo. Creando círculos totalmente cerrados donde es imposible entrar. Imponen criterios estrictos que hace que cualquier pensamiento distinto sea tomado como Extraño, como Malvado, como Absurdo.
Y, máldita sea, me pilla todo tan cercano.
No quiero que los anestesistas sean los futuros ControladoresAéreosMalvados. No quiero escuchar las mismas críticas.
-¡Cuánto ganan!
-¡No descansan lo necesario!
-¡Son capaces de hacer cualquier cosa por dinero!
-¡Estaban llevando varias cosas a la vez!
-¡Tienen su merecido!

Espero que todo se arregle. No entiendo el Secuestro al que los ControladoresMalvados han sometido a la sociedad española. Espero que se tomen las medidas oportunas. Espero que paguen tanto los Culpables como los Responsables. Todo esto ha sido una patada al estado de derecho.

Pero, también espero que todo esto sirva para algo. Que, a partir de ahora, se mire alrededor. Que se vea y se descubran a todos los Controladores Aéreos que hay fuera de los Aeropuertos.

Haberlos lo hay.

Y hacen mucho daño.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo me pregunto qué intereses hubo para que esta gente tuviera estos convenios, dónde están los que lo permitieron?
Seguramente si yo tuviera sus beneficios también me quejaría si los perdiera, por lo que creo que no son tan malos como los pintan, un pelín de envidia de quienes no tenemos esas supuestas nóminas?
Desde luego que no creo que sean la razón de la crisis.
Me suena más a cortina de humo.
SAludos

MiAnestesista dijo...

Yo no sé de aviones, ni de control aéreo. Por eso lo sitúo en lo mío. Imagínate una serie de quirófanos y unos anestesistas que tienen que organizar el trabajo programado. Imagínate que faltan anestesistas y tiene que resolverse el trabajo provisionalmente. Imagínate que durante un tiempo no se encuentran sustitutos. Imagínate que, mientras se resuelve, algunos anestesistas ven que sus ingresos aumentan y fuerzan la situación para que no vengan más. Imagínate que dejan de hacer preoperatorios porque no es rentable y sólo ven a sus pacientes en la puerta de quirófano. Imagínate que no hacen tratamiento del dolor postoperatorio porque no es rentable. Imagínate que las compañías dejan de pagarlos y los que quieren hacerlo, no reciben nada a cambio. Imagínate que como las compañías ven que entre pocos se reparten mucho, no aumentan los baremos durante diez años (les es más rentable que haya menos anestesistas porque así gastan menos). Imagínate que los que quieren trabajar no encuentran hueco para entrar porque los que están dentro se lo ponen muy difícil y además no les es nada atractivo porque se mueven unos precios muy bajos para el poco trabajo que les sale. Imagínate que alguien quiere solucionar todo desde dentro. Imagínate que, mientras tanto, hay una muerte en quirófano.
¿Cuánto ha costado esa vida?
¿Cuanto se han ahorrado?
Tranquilo. Todo son imaginaciones.

Juana dijo...

Creo que te acercas mucho, tal vez muchisimo a la realidad. Cuando entré al hospital, nadie quería que entrásemos, fue una cabezonería de un Director, nos boicotearon todo lo que pudieron, pero afortunadamente el tiempo pasa y las cosas cambian, la "voracidad" humana es lamentable, luchar contra ella un trabajo duro.
Y vuestra situación se va pareciendo peligrosamente ....

Рауф Халиулин dijo...

Mientras parezca ganador el del ministerio yo no espero soluciones civilizadas, solo salvajadas, gritos, y mucha propaganda.

MiAnestesista dijo...

Juana: Lo peligroso siempre está más cerca del paciente que de los médicos. Las consecuencias siempre las sufren ellos.
Paquillo: Algo huele mal en todo esto. Es una crisis que, aparentemente, ha perjudicado a todo el mundo. Sólo el gobierno parece que ha salido fortalecido. Decía Agatha Cristie que para saber dónde se mueve el asesino, había que preguntarse a quién le beneficia que haya un muerto. Sería muy maquiavélico. Desgraciadamente, los problemas de los médicos la tierra los tapa. ¿Qué precio tiene una tragedia? ¿Cuánto ahorro justifica una pérdida? ¿Quién quiere ahorrar qué, y durante cuánto tiempo? ¿Por qué no se arreglan los problemas en la raíz? ¿Por qué interesa apuntar a un culpable, mientras el problema se enquista?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails