jueves, 20 de mayo de 2010

¿Por qué hay sueros? ¿Por qué no un solo suero?


La estantería donde se almacenan los sueros se podía llamar la bodega.
-"Ve a la bodega y tráeme un glucosado afrutado, un salino en botella de cristal y un manitol crianza. ¿Tenemos una buena reserva de almidones?".
¿Por qué y para qué tanto suero? ¿Cuál es el favorito de los entendidos?
Bienvenidos a mi bodega. Hoy les propongo una degustación de sueros. Degustación de Cristaloides. Tenemos el Glucosado al 5%, el Salino, el Glucosalino y el Ringer Lactado. ¿Les apetece? ¿No se deciden? ¿No saben la diferencia que puede haber entre ellos?

Lo primero es leer las etiquetas. Todos los sueros tienen fundamentalmente agua, mucha agua. Y algo más.
Imagínense al que inventó los sueros. Coge su botellita de medio litro y mira a su estantería de botecitos de ingredientes.
-"Voy a inventar un suero que quite el hambre".
Coge el bote de azúcar y echa una cucharadita. ¿Y como sabe cuánta tiene que echar?. No sirve probarlo. No sirve comprobar si está en su punto de dulce. ¿En qué se basa para saber si la cantidad de glucosa es la adecuada?.
-"¡Tengo un problema!"
Se levanta, le da vueltas a la habitación, se asoma por la ventana.
-"¡Hoy no es mi día! ¡No me viene la inspiración!"
Y como todos los genios, cuando no saben darle solución a los problemas, se da una vuelta por la cocina. Corta un poquito de queso, un trocito de pan, un vinito y se pone a pensar frente al fogón.
-"Hoy comemos potaje de garbanzos"
Se levanta y observa el cuenco donde dejó los garbanzos en remojo la noche anterior, cuando su esposa hizo los preparativos"
-"Cariño, acuérdate que no estén más tiempo del necesario, que sabes que estallan y no me gustan los garbanzos abiertos. Échale un poquito de sal porque así esponjan mejor".
La ciencia de la cocina. Garbanzos y agua, garbanzos que estallan. Garbanzos, agua y un poquito de sal, garbanzos esponjosos. Garbanzos, agua y mucha sal, garbanzos salados y duros.
-"Mira por dónde..."
Ya tenemos a nuestro sabio con su bombilla encendida jugando delante de los botecitos y las botellas de agua.
-"¿Cómo protege el cuerpo a sus garbanzos? ¿Por qué no estallan los hematíes?"
La cantidad de sales y sustancias que intervienen en los flujos de agua a través de las membranas de los glóbulos rojos son constantes, o casi constantes. ¿Y cuáles son las que más intervienen?¿Las más importantes? Pues como en la cocina. El azúcar y la sal. La Glucosa y el Cloruro Sódico.
Pero no se comportan igual. No señor. La señorita glucosa tiene facilidad de paso a través de todas las membranas. Es decir, tiene la puerta abierta en todos los tugurios de la ciudad. Es difícil que la veas por la calle, sueltas dos autobuses de señoritas Glucosas en medio de la Gran Vía y a los pocos segundos no te parece que haya más señoritas Glucosa por la calle que las que había habitualmente. El tráfico es igual de fluido, no hay atascos. Lo que sí verías, si te asomaras, es que los locales de ocio están más llenos, más repletos.
¿Qué pasa con el Gran Cloruro de Sodio? Que siempre le gusta vestirse de plumas, de sombreros altos con grandes adornos, abrigos gordos y deslumbrantes. Y claro, así no te dejan entrar en cualquier lado. Si sueltas dos autobuses de Cloruros en la Gran Vía, los tendrás paseando por sus aceras horas y horas.
Así que ya hemos inventado dos sueros. Uno para alimentar al paciente. Y el otro, ¿para qué sirve?
Pues muy fácil. Todo depende de lo que cada personaje hace con el agua. Porque el agua se va detrás de cada uno de ellos. Con la señorita Glucosa el agua desaparece de las calles, con los Cloruros Sódicos el agua se queda.
Pues ya lo tenemos, si queremos darle agua al paciente y que no se salga del torrente circulatorio le echaremos Cloruro Sódico.

-"¿Y qué más cosas?"
-"¿A qué se refiere, señor?"
-"Pues que me está usted proponiendo dos sopitas muy simples. Que no veo condimento. Y que me gusta mezclar más sabores".
-"Tiene usted razón. No hay nada que se parezca menos al suero sanguíneo que un glucosado o un salino. Pero no se preocupe, que nuestro inventor está mezclando botecitos. Está inventando el Glucosalino. Que no es fácil".


-"Habrá quien querrá un suero que alimente y que también deje un poco de agua en los vasos sanguíneos. Voy a inventar el GlucoSalino. Mezclaré agua, Glucosa y Cloruro Sódico en las mismas cantidades que antes. Cogemos la botellita y le echamos la misma cantidad de glucosa que al glucosado y la misma de cloruro sódico que al salino. Lo probamos ... ¿Y qué nos sale? .... Garbanzos duros. ¡Mecachis!. Era de esperar. Hay que bajar la proporción total de glucosa y de sodio para que no aumente la Osmolaridad demasiado".

-"¿Qué ha dicho el sabio?"
-"¿Osmolaridad?"
-"¿Y eso qué es?"
-"Pues la apetencia por el agua que tiene cada solución. Vamos a ver cómo te lo explico. ¿Tú has visto en la Cabalgata de Reyes las peleas que hay por los caramelos? Hay algunos que cogen todo lo que cae a su alcance y hasta le roban a los vecinos. menos mal que no hay muchos gamberros de esos. Pero si tú los juntaras y los metieras en una calle, les irían quitando caramelos a todos los inocentes que hacen fila en las aceras. Cuantos más sean, más destrozo hacen. Así que hay que limitar su número para que no hagan daño".
-"¿Y cómo hacen este daño los sueros con osmolaridad alta?"
-"Se llevan el agua de las células de los vasos y producen una especie de quemaduras".
-"¡Qué dolor! ¡Qué daño!"
-"Son las flebitis. Pero mira, parece que nuestro sabio lo sabe y está preparando bien las proporciones. Tiene una chuleta que mira constantemente".

-"Hay que cambiar las proporciones, miraré la chuleta:
Osmolaridad sanguínea = (Na+K)2 + 0.36(BUN)+ 0.055 (glucosa)
Según esto el cloruro sódico es el que más influye y la glucosa solo un 5,5%. Hay que mezclar las proporciones para estar cerca de los 290 que es la osmolaridad sanguínea..".

-"Y ahí dejamos a nuestro sabio inventando sueros"
-"Sopitas sin condimentos..."
-"No te preocupes, que luego inventará un suero con una proporción de sales más parecida a la de la sangre. Lleva agua, por supuesto, lleva cloruro sódico, lleva Potasio, lleva también Calcio, y hasta un poquito de Lactato, que le da sustancia. El Lactato lo metabolizará el hígado a Bicarbonato y ayudará a controlar el metabolismo ácido-básico. Un poco de todo.. Y siempre, que es lo común a todos los sueros, con una osmolaridad cercana a los 290 mOsmoles".
-"Ese es el que más os gusta a los anestesistas..."
-"Efectivamente. Es el que más va a quedarse en el torrente circulatorio y como los cambios de tensión son frecuentes en quirófano, nos permite controlar mejor esas subidas y bajadas. Si tuviéramos que subir la tensión con Glucosado tendríamos al paciente superhinchado antes de que notáramos ninguna subida. Lo mismo pasaría con el glucosalino, por eso lo empleamos sólo para mantener los sueros y aportar un poco de líquidos y sales que compensen las pérdidas que existen después de una operación, o para aportar algo hasta que puedan beber".
-"¿Y ese olor a quemado?"
-"Los garbanzos, con tanto invento se le están quemando los garbanzos... ¡Cosas de inventores...!".
-"Tienen la cabeza sólo para sus juegos".
-"Venga vámonos, que creo que va a haber un poquito de bronca. Ya te hablaré otro día de los coloides".

4 comentarios:

Juana dijo...

Los seres humanos somos muy complejos, porque no somos "máquinas" somos más parecidos a los "procesos", cambiamos sin cesar, constantemente, por eso tenemos que hacer sueros capaces de "cambiar" .... y aún así, solo "intentamos" ayudar al cuerpo a que se equilibre, solo eso "intentamos ayudar" ....

BlackZack dijo...

Los anestesistas, en su mundo de bioquímica y matemáticas, me obligan a imaginármelos vestidos con túnica y rodeados de vasos con diversos icores, como verdaderos alquimistas, en ese oscuro rincón del quirófano lleno de secretos.

Y al hilo de los sueros: el otro día un paciente quería discutirle a dos nefrólogos, un cirujano general y una enfermera (y porque no cuento al estudiante de medicina, o sea un servidor, y al de enfermería, que teníamos cara de póquer); que tenían que ponerle un suero glucosado porque él no era diabético, en vez de uno salino, que él tenía hipertensión... Pintoresco, sin duda XD

MiAnestesista dijo...

Juana: Creo que los anestesistas queremos llegar a ser los ingenieros del cuerpo humano. Saber todos los mecanismos y todos los secretos de su funcionamiento. Tenemos todos los días en nuestras manos una máquina extraordinariamente compleja y todos los días disfrutamos de comprobar que tiene una lógica y unos principios que nos pueden ayudar a equilibrarlo.
BlackZack: Los anestesistas sabemos hacer pocas cosas: intubar, coger vías, hacer bloqueos nerviosos y romper ampollas. Lo bonito es lo que está detrás y no se ve.
A propósito del caso, los pacientes casi siempre tienen razón...

Jose dijo...

Increible descubrir este mundo, gracias y que amena su explicación lo felicito.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails