sábado, 6 de marzo de 2010

El juego de la botella: ¿Jugamos Martuka?


Un poquito de imaginación. Estamos en medio del parto. Todo el mundo intenta ayudarte. Tú eres la protagonista y todos te lo recuerdan.
-Tú tienes que hacer el esfuerzo
-Empuja
-Sopla
-No empujes ahora
-No soples ahora
Y siguiendo las indicaciones todo puede ser muy fácil. Pero no siempre es así. Hay veces que el paritorio es como la arena del Circo, por la cantidad de gente que participan, y todos colaborando, y todos tratando de ayudar y todos recomendando.
-Agárrate aquí...
-No te contraigas tanto...
-No hables...
-No eches el aire...
-Empuja abajo...
-Hazte caca...
-Imagínate que tienes un tapón y empuja para sacarlo...
-Imagínate que estás estreñida...
Y todos hablando a la vez.
Entonces es el momento de sacar la botella y ponerse a jugar.

Cierra los ojos. No oigas a nadie.
Estás sola. Estas en la playa. Tirada sobre una toalla en la arena cálida. Tu marido te coge de la mano y te pone una botella en la barriga. Justo debajo del ombligo donde acaba el barrigón. Casi pegado al hueso. Coge aire despacito. Suéltalo. Coge otra vez aire. Suéltalo. Nos estamos preparando y hay que tener bastante oxígeno en los pulmones. Coge otra vez aire y quédatelo dentro.
Ahora es el momento.
Tu marido va a sostenerte la botella sobre la barriga y tú lo que tienes que hacer es levantarla.
Concéntrate en el culo de la botella. Pon toda la fuerza en ese punto. Empuja de menos a más y trata de mantener el pujo. Cuanto más tiempo aguantes, más efectivo es el pujo.
Cuando no puedas más suelta el aire.
Vamos a repetirlo.
Coge aire. Suéltalo. Coge aire. Suéltalo. Y botella para arriba.
Dos veces por cada contracción.
Ahora abre los ojos y los oídos. Estamos otra vez en paritorio.
¿Sabes lo que hemos conseguido?
Que todo el mismo diga la misma frase:
-"Qué bien estás empujando..., un empujoncito más y hemos terminado"

P.D.: Esta botella lleva el nombre de Martuka, para que la utilice pronto. Espero que le sirva y que la pueda prestar a muchas amigas.

9 comentarios:

capitán garfio dijo...

Me ha gustado mucho..... Pero en realidad entro para saber de ti....espero que estés bien, vamos, que lo imagino...jeje
Un saludo

Juana dijo...

En el parto de mi hija eche de menos a alguien que supiese "dirigir" aquello, en mi vida me he sentido más abandonada que cuando mi marido se marcho, llegue a la conclusión de que hay gente que debería dedicarse a la ingeniería, porque lo suyo no son los seres humanos y, he de decir que lo único humano que percibí, fue el anestesista, todavía recuerdo su cálida voz.
Un placer leerte

Berni dijo...

Pues esperemos que Martuka siga tus consejos y salga todo fenomenal.
El momento del parto de un hijo es muy significativo para toda madre. Recordará cada minuto del mismo toda la vida, y en esos recuerdos siempre estará el personal que la asistió.
Desde luego sois importantes, muy importantes.

Me encanta cómo haces que las cosas difíciles se vuelvan sencillas.
Un saludo.

dra jomeini dijo...

Lo recordaré en uno de esos guirigays que tan bien describes. besitos.

dra jomeini dijo...

Lo recordaré en uno de esos guirigays que tan bien describes. besitos.

MiAnestesista dijo...

Capitán: El trabajo me tiene bastante entretenido. Me da tiempo de leeros y de poco más. Espero sacar más tiempo en los próximos días. Tengo un curso en Valencia el fin de semana que viene.
Juana: Hay que recuperar el parto en familia. Se puede. Y se debe.
Berni: Tratamos de pasar desapercibidos. Pero sí es verdad que es un momento tan intenso, que te deja muchos y buenos recuerdos.
DraJomeini: Ya sé quien le enseñó a Jane a repetir los mensajes. ¿O es que no quieres olvidar tus anotaciones y las escribes dos veces?

Martuka dijo...

MUchiiiiiiisiiiiiiiiiiiiiiimassssssssssss gracias, que ilusion me ha hecho al ver tiu entrada. Ten por seguro que nunca se me olvidara la botella que me has dado.
Sabes, te conte que no me hizo efecto la epi, pero no te conte el resto.
Me puse con contracciones a las 7'30 de la mañana y como no rompi aguas me fui de paseo con mis perras al parque, jejeje, a las 12'30 me fui al hospi y cuando me ingresaron ya estaba de 5 cm, la epi creo que me la pusieron de 6 y algo. Y bueno el ingreso fue a la 1 del medio dia y a las 3'30 tenia a mi hijo conmigo, en el paritotio solo pase 15 minutillos.
Eso si, me considero una persona dura, mi marido estaba en valencia y a las 12'30 le dije que se viniera y ese dia estaba sola, solo estaba mi padre esperandome fuera pues no tenia a nadie mas, asi que me toco toda la dilatacion sola, me acosrdaba de mi madre y de mi hermano, que nunca verian a mi hijo, todas aturullandome como tu bien decias antes, hasta que les dije que se callaran, que me queria relajar, que no queria respirar deprisa que me hiperventilaba y me mareaba, asi que me relaje y respire despacio y profundamente y fue solo cuestion de dos horas.
En este parto, creo que voy a llorar, ahora si me acompaña mi marido ( que de chufa llego al paritorio) ahora tampoco tengo a mi padre, pero me acordare de mi familia que no esta y de tu botella y seguro que todo sera perfecto.
Muchas gracias.

Sophie dijo...

Recordaré todo esto para cuando me llegue el momento de tener a mi primer churumbel (y los siguientes), jeje.
¿Nadie se ha planteado darle un tranquilizante a los padres, que los pobres suelen estar más blanquitos y acojonados que las parturientas?

Miguel Angel dijo...

Qué bonico... en los dos partos de Mi Santa el anestesista fue la rehostia, y por eso los disfrutamos... Mi Santa y Yo.

Y que sepan que lloro en los partos, me da igual si son los críos míos como ajenos... hasta cuando los veo en la tele.

Ya se me han enrasaó los ojos, jodido MiAnestesista.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails