lunes, 22 de marzo de 2010

Frases famosas: Póngame poca anestesia


Esta es una frase que no debería decirle usted nunca al médico anestesista que se encuentre en quirófano preparándolo todo para protegerle de los resultados de la cirugía.
Es como si yo le dijera a un bombero que trata de sofocar el fuego de mi casa que no emplee mucha agua. O que en un accidente de avión le dijera a la azafata que me diera un paracaídas chiquitito.

¿Qué ocurre cuando se pone poca anestesia? Se lo puede usted imaginar. La casa se quema entera. O el tortazo que me pego cuando me dirijo a toda prisa contra el piso mientras el paracaídas no llega ni a hincharse me deja repartido en mil trocitos desparramado en una inmensa llanura.
>-”¿Qué me dice?¿Qué exagero?. Bueno, un poco. Pero no quiero asustarlo. Y ya que estamos en el tema le voy a decir la verdad. Aunque usted y toda su familia se pusiera de rodillas delante del anestesista, nunca, se entera, NUNCA, ningún anestesista le pondría poca anestesia. Estese tranquilo y confíe. Se le va a poner la anestesia precisa. Ni más, ni menos”.
>-”Pero es una pena. Sí, una pena. ¿Que no lo entiende?¿Qué es lo que no entiende buen hombre?. ¡Si es muy fácil!”.
>-”¡Venga!¡Póngase estos patucos de plástico en los pies!¡Y esta mascarilla y este gorrito!¡Póngase esta bata!.”
>-“¡No!¡Así no!. Se ata por detrás. ¡Ande!¡Saque los brazos y déjeme ayudarlo!.”
>-“Vamos al quirófano III. Están despertando a un paciente. Escuche”.
-“¡Qué a gusto!¿No podría ponerme un poquito más?”
>-“¿No se lo dije? Al principio “NoMePongaMucha” y ahora “UnPoquitoMás”.”
>-“¡Venga por aquí! ¡No se entretenga!¡Mire a esa familia!¡La de la puerta de quirófano! El cirujano está informando a la familia. ¡Todo ha ido muy bien! ¡Todos contentos! ¿y la cara de satisfacción de la paciente?¡Le está cogiendo la mano a su marido y le pide un beso! ¡Vaya, vaya!.”
>-“¿Quiere seguir discutiendo? ¿No ve lo bueno que es proteger al paciente con la anestesia justa? ¡Vamos a tomarnos un cafelito y cuénteme sus impresiones! ¿Todavía no lo entiende? ¿Qué es lo que no entiende?¿Lo de la pena? Que ¿por qué me da pena?.”
>-“¡Tómese el café! ¿Que no puede?¿Que se lo he puesto muy caliente? Sí, ha sido intencionadamente. Tómeselo tranquilo. Tarde el tiempo que usted quiera. No hay prisa.”
>-“¿Quiere otro?¿No? Pues acompáñeme. Ya ha pasado el tiempo que yo tenía previsto. Vamos por aquí, no se me pierda. No puede ir solo por zona quirúrgica. Le llamaría la atención el Supervisor de quirófano. Por allí viene. “Hola JuanMa, ¿cómo va el día?”.
>-“Es un buen chaval. Lleva los quirófanos con mucha profesionalidad. Y es muy humano. Ya hemos llegado.”
>-“Por aquí. ¿A que es bonita?. Es una reanimación especial. Tanta luz. Tanta alegría. Es un lujo para los pacientes. Venga para acá. ¿La reconoces?. Pues sí, es la misma paciente que en la puerta estaba sonriendo. Aquí la tienes. Con una cara que empieza a ser de dolor. Las enfermeras le pondrán un calmante fuerte. Y posiblemente el médico anestesista ya le haya puesto algo en quirófano antes de despertarla. Dentro de un momento quizá esté peor. Una “horita mala”. Es la horita en que se va la anestesia y empezamos, de alguna forma a intentar que el dolor no triunfe.”
>-“¿Que no se puede hacer las cosas de otra forma? ¡Claro que sí! Se puede hacer tratamiento del dolor Postoperatorio. Que, ¿por qué no se hace aquí?. Esa es nuestra pregunta. Y, por ahora, no tiene respuesta. Llevamos diciéndole a los gerentes que hay que poner medios humanos y materiales para hacerlo. Ya en algunos hospitales españoles se hace, son los hospitales sin dolor. Suelen ser hospitales públicos. En la medicina privada depende de las compañías. Mejor dicho, de los responsables de las compañías. Que las cosas las hacen las personas, no las entelequias. Si el Director Provincial de la compañía cumple con su obligación, entonces, garantiza que se realice un Tratamiento del Dolor Postoperatorio adecuado. Si no, ya sabe… ¡No! ¡No es que no se haga! ¡Faltaría más! Nos pide que se lo hagamos a sus amigos y a los que él puede sacarle algo. ¿Qué se pensaba usted?”
>-"Incluso el Director Médico se permite el lujo de decir que el tema del dolor es un tema de cirujanos, que no nos metamos los anestesistas. Y que un nolotil lo calma todo. ¡Y todavía sigue en su puesto!."
>-“Así que pídale usted al cielo que la anestesia no sea poquita, sino que dure, que dure, que dure… Anestesia Duracel.”

5 comentarios:

dra jomeini dijo...

Y es que Anestesiología es Anestesiología, Reanimación y tratamiento del dolor. ¿Qué hacen los cirujanos metiéndose donde no les llaman? EStos directivos...

Juana dijo...

Si es que esto del trabajo en equipo cuesta más de lo que parece, no se entiende, no se comprende y encima a algunos jefes no les gusta .... ¡Vaya tela! si al menos reconociesen su ignorancia.

MiAnestesista dijo...

DraJomeini: tengo que hacer un post sobre la importancia del cirujano en la medicina privada. Los anestesistas no existimos, no estamos dados de alta en los cuadros médicos. Somos simples atributos del cirujano, un segundo o tercer ayudante. Las autorizaciones de anestesia las pide el cirujano, si se le olvida pedirla, la compañía no emite autorización y no cobramos. Si el cirujano no pide preoperatorio, la compañía no se hace responsable. Si el cirujano no pide tratamiento del dolor, la compañía se hace la sorda. No somos nadie. No existimos.
Juana: por el comentario que he hecho antes podrás ver que no hay equipo. Hay uno que brilla y nada más.

Sonsoles dijo...

El dolor, el no dolor, empieza a estar de moda en la sanidad pública, desde las gerencias, esto vende. Nos tenemos que aprovechar de esto para dar rienda suelta a todo nuestro potencial.
Cuanta razón tienes, chiquillo! y que suerte tienen tus pacientes de tenerte.

MiAnestesista dijo...

Me enseñaron que el objetivo de la anestesia es el estudio de la respuesta al estrés quirúrgico y eso es en realidad la medicina perioperatoria, dónde el dolor postoperatorio tiene una proyección muy importante. Creo que el futuro de la anestesia pasa por ahí. Siempre he dicho que lo único que tiene que dolerle al paciente que se opera y es atendido por un buen anestesista es dejar el hospital.
Quizá dentro de poco pida ayuda desde este blog para algo que tengo entre manos y que tiene que ver con el Documento de consenso del dolor postoperatorio que otras veces he publicado ( http://www.mianestesista.com/documentos/ConsensoDolorPostoperatorioGenil2007.pdf ). Sería bueno que se conociera suficientemente y se añadiera las modificaciones que fueran necesarias. En la medicina privada, en los pacientes de la medicina privada, sería importante llegar a un acuerdo nacional. En ello estoy.
Cualquier comentario me lo podéis enviar a mi correo vistasdeltrevenque@msn.com

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails