lunes, 12 de abril de 2010

Quiero ser Anestesista Futbolero


¿Qué tal el partido del domingo? Decepcionados... Ilusionados... ¿Que no han dormido todavía? ¿Por la alegría? ¿Por la rabia? Pues les voy a decir una cosa. Creo que todos, se enteran, todos, es decir, todos los futbolistas que jugaron el partido han dormido. Unos contentos. Los otros cabreados. Los unos porque han demostrado lo bueno que son. Los otros porque han demostrado "su profesionalidad", "hemos hecho lo que hemos podido", "el furbo es así".

¿Y dónde estriba toda la tranquilidad de su reposo?. ¡Ahí está la madre del cordero!. En que si abren un ojito y miran a la cuenta corriente le viene un tufillo de tranquilidad, que no les permite mantener los ojos abiertos más de un minuto. Lo mismo que a usted y a mí. ¿Verdad que es lo mismo?
Así que déjese de tonterias y no pierda el sueño por eso.
-"¡Pues tiene usted razón!"
-"Más que un santo, que se lo digo yo"
Y ahora que estamos aquí dándones consejos y contándonos intimidades, le voy a decir una cosa. Yo he soñado con ser como los futbolistas.
-"No lo veo yo en pantalón corto, enseñando los vellos de las piernas"
-"No me refiero a eso.."
Yo he soñado siempre con tener un representante. Alguien que vele por mí. Alguien que acuda a las reuniones con los directores de la compañía y les diga:
-"Mi pupilo vale tanto"
Y ya está. Que no me tenga yo que preocupar por el tema económico. Que me representara a mí y a unos cuantos como yo. Que velara por nosotros. Seguro que sabría valorarnos bien. Y de camino que me llevara los papeles. Las sutorizaciones de las compañías, los cobros de las facturas pendientes, la comprobación mensual de que las compañías no se están quedando (sin querer, claro) con parte de mis honorarios, que me comprara a más bajo precio los útiles de la consulta... Todo lo que hace que yo tenga que dedicarle más tiempo a tonterías que a mi propia familia o al paciente.
-"El año que viene te vas a poner la camiseta de Saneslas, que te van a pagar lo que te mereces, o de Mapfrisa, que me están haciendo un trato muy apañado"

A ver si hay por ahí un economista apañado que tenga una buena idea con nosotros los médicos y nos proponga cosas. Que piensen en nosotros y en los pacientes. Y que repartamos el beneficio. Las compañías saldrían ganando también. Mira los equipos de fútbol. No les va mal, ¿verdad?

4 comentarios:

Diario de una mamá pediatra dijo...

Muy acertado lo que comentas de la cuenta corriente de los futbolistas. Siempre me han admirado las cifras que se mueven en el fútbol, a veces me hacen sentir vergüenza.
Eso sí, la idea de buscarnos un representante como ellos no está mal!!!
Buen post para superar el desánimo, no? (yo vivo en medio de la euforia, jeje, hace 2 días que no se habla de otra cosa...)
Un saludo

MiAnestesista dijo...

MamáPediatra que eres muy mala, que te gusta meter los dedos en la llaga...
Pues ahora que van a despedir a los representantes de jugadores de algún equipo, a ver si se les ocurre algo... Aunque, pensándolo mejor, que se les ocurra a los que no van a ser despedidos.

María dijo...

Siempre digo que no hay que ponerse mal por una derrota, simplemente porque los futbolistas mañana se levantan y son tan ricos como siempre y nosotros enfadados e igual de pobres.
Por cierto, cuidado con los representantes, que a Maradona finalmente no le fue tan bien con el suyo :)
Saludos!

Miguel Angel dijo...

1.000.000 de $, pero de los USA $, está manejando en su entrada el Medex en su entrada.

Le he mandado mi Curriculum Vitae para CELADOR.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails