jueves, 8 de abril de 2010

¡Vaya aburrimiento, qué bien!


No hay nada mejor que un quirófano aburrido.
Os presento a doña FulanitaDeTal qué tenía unas señoras varices. En este momento tiene la mitad de unas señoras varices.
Y que unas varices sean aburridas tiene su tarea. Hay que prepararlas muy bien y seguir una serie de pasos.

Cuando doña FulanitaDeTal empezó con molestias en las piernas y notó unos bultitos muy feos, miró para otro lado. Y se pasó un tiempo sin mirarse las piernas. Y cuando se las miraba no las veía. Nada por aquí, nada por acá... Ya no hay varices. Es bastante fácil. Pantalones en otoño. Pantalones en invierno. Pantalones en primavera. Pantalones en verano. No hay varices. ¿Alguien dice que tengo varices? ¿qué varices?¿dónde están las varices?.
Pero doña FulanitaDeTal va a las rebajas y ¡ohhhhhhh! ¡qué faldas más bonitas!
-¿Te gustan? ¿quieres probártelas?
-No, gracias. No me hecho la cera. No voy depilada.

Y se va pensando para ella sola: "¿Alguien dice que tengo varices? ¿qué varices? ¿dónde están las varices?."
Y pasa por delante de la sección de biquinis y bañadores diciéndose, casi en voz alta, "¡qué raro que todavía no hayan puesto este año la ropa de baño!".

Y un día, aprovechando un ataque de egoísmo en que decidió que ya era HoraDeCuidarse y ser LaMásGuapaDeTodas, unido a una HoraDeValentía, que todo hay que decirlo, se plantó en la consulta del cirujano vascular.
-Doctor, quería consultarle ... no vaya a ser que esto que yo tenga sean varices?
-¡Demonios! ¡Enfermera, Margarita! ¡Llama a los residentes para que vean unas varices que no volverán a ver tan grandes en su vida!

Y eso es todo. Después de un examen exhaustivo del cirujano vascular, con doppler incluido, y gracias a que FulanitaDeTal tiene la suerte de que su compañía le garantice una consulta de preoperatorios por un especialista en anestesia, llega a mi consulta. La estudio, la analizo, la preparo, le explico el tipo de anestesia ("-¿que no me va a dormir?. -Pues no, prefiero que disfrute conmigo de una tarde aburrida").

Y aquí estamos, aburridos. Casi entorrijados. Menos mal que la paciente es previsora y se ha traído música, que comparte con nosotros y nos tiene algo entretenidos. ¡Es el único entretenimiento que le permito! ¡No permito otra clase de sorpresas!

¡Qué bien! ¡Cómo nos estamos aburriendo!

Dedicado a María de Mar, de Almería.

3 comentarios:

Victoria dijo...

Buenas noches, te vengo a dar otro aplauso como el que te dieron tus alumnos, vengo del Mañoblog y el minutito que me queda me paso a saludarte, seguro que las varices Miguel Ángel quedaron solucionadas, me paso a leerte y como se de tu trabajo un poquito ya que colaboro en mi hospital con el anestesista en las epidurales, me siento en este blog como en casa, eres muy humano y eso me gusta, sigue así que "El que hace lo que ama está condenado al éxito que llegará cuando tenga que llegar"
Saludos especiales.
Victoria de Calidad Asistencial

Ana dijo...

Pues casualidad que de lo único que me han operado es de varices cuando tenía solo 20 añitos, imaginaté como eran, espero que las técnicas hayan avanzado mucho, porque lo pasé fatal, eso sí, me alegro cada día de haberlo hecho.

Un saludo.

MiAnestesista dijo...

Victora: Gracias por tu apoyo.
Ana: Hoy en día se utiliza un método, por lo menos lo hacen los cirujanos con los que yo trabajo, que es más funcional. Más importante que la intervención, es la exploración previa, detallada, con doppler, buscando que partes de la variz está afectada y cual se puede utilizar todavía. Con lo cual se hace una extracción selectiva y funcional (método Chivas). Las pacientes no suelen quejarse mucho (claro que les dejamos un tratamiento analgésico postoperatorio al menos durante 3 a 5 días, que el AnalgésicosSiDolor ya está muy anticuado).

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails