lunes, 23 de noviembre de 2009

Dormir y Anestesiar


Dormir a un paciente es muy fácil, lo duermes y ya está. Anestesiarlo es más difícil. Pero bastante más bonito y mucho más interesante.
En una foto estática de una operación nunca saldrá la batalla que está ocurriendo dentro del organismo del paciente. Ni las diversas misiones, estrategias y subterfugios que el anestesiólogo encomienda a los comandos farmacológicos. 
El profano se imagina "Sonrisas y Lágrimas", un anestesiólogo ve, con los mismos personajes, "Malditos Bastardos".

Un ejemplo: El paciente está bajo los efectos del relajante muscular y la intervención está terminando, para que respire, hay que conseguir que se mueva. 
¿Qué ve un profano?: Cargue atropina y prostigmina en una jeringa y adiminístrese lentamente. En pocos minutos el paciente podrá mover sus músculos por sí mismo. ¡Aburridísimo....! ¿verdad?.

¿Cómo lo contaría Tarantino?

Los soldados alemanes están en el cine bloqueando las puertas de entrada, no van a dejar que la película comience, sería la señal de que han perdido el control... Si no hay película, no hay moviento (qué chulo sería en inglés Not movie, not moving) del paciente. Hay órdenes de no disparar, solo bloquear las puertas. Los ciudadanos quieren entrar, pero mientras estén en minoría no podrán desplazar a los alemanes. Las patrullas de la SS se pasean por las calles de la ciudad y cada vez que ven a ciudadanos los quitan de enmedio. De esta forma nunca podrá haber un número de ciudadanos suficiente. 
El bastardo de Brad Pitt diseña la estrategia: hay que bloquear a las patrullas. Se pondrán minas que las aniquilen. Pero hay un problema. Al aumentar el barullo de ciudadanos en la calle, cuando la cantidad de patrullas disminuya, el espía que tiene capturada a la chica guapa le cortará el cuello. Brad pone a un par de miembros de su división en la puerta de la celda de la chica guapa. Serán los encargados de que no llegue el ruido a oídos del verdugo.

El plan comienza.

Los comandos encargados de que no se note el ruido, tienen que actuar antes de que comiencen las explosiones. Al llegar al edificio un pianista toca unos acordes. Mientras uno de los del comando musical le rebana el cuello, el otro se pone al piano y empieza a tocar con más intensidad. De lejos se oyen unas explosiones, el ruido no llega a los oídos del verdugo. La cantidad de ciudadanos aumenta en las puertas del cine, desplazando a los soldados y entran en la sala poniendo la película en marcha. Mientras tanto el griterío en las calles es ensordecedor, pero la música calma las ansias de muerte del celoso guardián de la protagonista. La bella está a salvo.

Para los profanos: la puerta del cine es la sinpasis. Los soldados alemanes son los bloqueadores neuromusculares. Los ciudadanos son la Acetil-Colina. No pueden entrar en el cine porque la ley de Michaelis-Menten dice que cuando dos sustancias compiten por un receptor, se unirá a él el que está en mayor concentración. Las patrullas son la Acetil Colinesterasa, una enzima que destruye a las moléculas de Acetil Colina (los ciudadanos) para que no se unan al receptor (que no entren al cine). Las bombas que pone Brad Pitt en las patrulas son la Prostigmina. El problema es que hay receptores de Acetil Colina en nuestro corazón (la chica guapa) y que, cuando no hay patrullas (la Acetil Colinesterasa) y los ciudadanos (la Acetil Colina) aumentan en número, a determinadas cantidades sanguíneas de Acetil Colina, se produce una bradicardia que puede acabar en parada cardíaca (cortarle el cuello a la chica). La atropina (el comando musical) estimula los receptores cardiacos aumentando la frecuencia (el piano suena más fuerte) e impide la acción de la Acetil Colina (el barullo de los ciudadanos). La unión de los dos grupos de comandos consigue alcanzar el objetivo. Uno sólo no podría.

Todo buen anestesista puede tener dentro a un Tarantino. ¿No le ha visto la mirada perdida, quizá sospechosa a su anestesista?¿Lo achacaba usted a los gases, Srta Berni?.

P.D.: No se pierdan las ultimas reposiciones de la película, ha salido un nuevo fármaco que lo que hace es coger con una red a los alemanes de la puerta y lo quitan, sin más. Así no hay película. La anestesia general se puede poner muy aburrida. Esperaremos a otro director o dejaremos la anestesia general y continuaremos con los bloqueos nerviosos, que son más interesantes.

11 comentarios:

dra jomeini dijo...

Jajajaja. Creía que era la única a la que se le iba la olla en quirófano, pero ya veo que no ;-D. Muy original la explicación.

MiAnestesista dijo...

Dra:
¿A tí también se te pone la mirada perdida?¿Una mirada sospechosa?¿Casi asesina, a veces?
Leyendo tu entrada sobre la Sra Pasita (http://blogdrajomeini.blogspot.com/2009/11/dona-pasita-o-el-don-de-la-paciencia.html) creo ver el filo del puñal debajo de la mascarilla.
Dice Bernie que la razón de lo que nos pasa está en los gases del quirófano.

grasiete dijo...

Mmmmmmmmm que toque de Tarantino y mirada perdida, difícil negarse a esta experiencia de Anestesistas ... lo tendré presente ....... por si las moscas ...... jjjeeeeeeeeeeeeeeeeeeee pliññññññ

MiAnestesista dijo...

Grasiete: En quirófano, aún en las intervenciones más tranquilas pasan cosas. Las cosas que pasan son como el bip, bip que cuenta la dra jomeini. Están ahí pero nadie las escucha. Las cosas que pasan están ahí pero nadie las ve. Tú tienes que sabértelas todas. Cada uno tiene su forma de aprenderlas y de recordarlas. Cuando trato de explicarlas, me gusta darles interés. La anestesia debe de ser aburrida para todo el mundo (sobre todo para el paciente), pero no para tí.

Camino dijo...

Dormir, anestesiar, puñal, doña pasita, malditos bastardos...
Qué miedo me dais!!

MiAnestesista dijo...

Camino:
Sin embargo nuestros sueños tienen fama de ser de los más dulces.

grasi7te dijo...

Ya me imagino, eso si cuenta tus anécdotas ..... esas cosas que no se ven jiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

Un saludico petardo .........

EC-JPR dijo...

O sea... que al final el asesino es el mayordomo, ¿no? :P Joé, cómo te lo has currado: tengo que releerlo cuando mis neuronas hayan vuelto de vacaciones. Entre tanto, prefiero la versión de "carga tres de prostigmina y una atropina en una jeringa" :)

Doctor Mapache dijo...

Joder, entre la dra. Jomeini y usted cuando me ataque un anestesista me voy a acordar de todo junto y me van a tener que operar dos veces.

Una por la que realmente iba y la otra para restablecer la bolsa escrotal descuajaringada de la risa.

MiAnestesista dijo...

Dr Mapache:
Un gran honor tenerlo por estos quirófanos.
Hace tiempo le tenía preparada una alfombra roja por si llegaba este gran día.
Pero alguien, en la oscuridad de la noche, quizá con los ojos brillando de regusto, ha tenido que llevársela. No la encuentro por ninguna parte.
Salgo ahora mismo a comprar alfombras rojas de reserva para ponerlas a sus pies.

Anónimo dijo...

Pta madre ojala nunca me toque uno de estos doctores tarados

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails