domingo, 15 de noviembre de 2009

Sueño ligero


Algunas veces no sé si estoy dormido o estoy despierto.

Imagínense que en un hospital faltan las jeringas de 5 ml y que nadie las pide por no molestar y porque la farmaucética las traerá cuando ella lo estime oportuno que tú no sabes los problemas que hay en una farmacia del hospital y no te entrometas con mi trabajo...
Imagínense que retiran el Ketorolaco de tu hospital y aunque tú sabes que tiene usos específicos que no cubre el analgésico alternativo (analgesia pre-emptiva infiltraciones de puntos gatillos infiltraciones intraarticulares perfusiones intravenosas para tratamiento del dolor postoperatorio sin que moleste la perfusión porque el ketorolaco no está disuelto con alcohol como el fármaco alternativo) y no dices nada para no señalarte pero cuando decides hacer un escrito para que continúe en el vademécum del hospital te suben cada semana tres cajas a "tu" nombre para "tus" enfermos y te quedas de piedra porque ya te has señalado y pueden achacarte un día que eres díscolo y que eres el anestesista que más gasta...
Imagínense que te cambian el equipo de punción epidural y te dicen que han decidido en otro hospital que tú sabes que ponen menos catéteres que tú que el otro (cuya aguja tiene un calibre mayor y la jeringa tiene falta de hermetismo) es mejor...
Imagínense que van a hacer una cesárea y se han acabado los equipos de epidural y que piden a farmacia uno y que les llama el gerente diciéndoles que no exijas más y que le hagas una anestesia general "como siempre se ha hecho" y tú no sabes si se refiere a que se hace una general "como siempre se ha hecho" o que te callas y obedeces "como siempre se ha hecho"...
Imagínense que cada vez que hablas algunos de tus compañeros aprovechan para señalarte y decir que eres incómodo...
Imagínense que estás medio dormido al lado de un paciente medio despierto.
Imagínense que estás soñando y todo esto es una pesadilla...

O, ¿no es una pesadilla...?

7 comentarios:

Emilienko dijo...

Hay tantas cosas que mejoraría de mi hospital...

...sin embargo no las digo todas de golpe, porque si lo hiciera así, mis compañeros pensarían que soy incómodo. Las voy intentando recordar y las suelto acompañadas de una solución cuando alguien cercano a mí expresa que les preocupan.

O cuando ya hace tiempo que no me quejo de nada :p

MiAnestesista dijo...

Yo tampoco trato de significarme mucho. Entre el sueño más lejano y el más cercano pueden haber transcurrido 10 años. Pero a un anestesista le hacen tan poco caso...
No me quejo del hospital donde trabajo, estoy muy a gusto en el día a día, pero cuando chocas muchas veces
con las mismas piedras...

Berni dijo...

Son tantísimos los elementos en contra los cuales debemos luchar a diario para hacer el trabajo de la manera correcta, que a veces, inmerso en una pesadilla contínua, decides dejarte llevar... y ver en qué termina todo ese sueño...

MiAnestesista dijo...

Berni:
Bastantes veces me entran ganas, pero no me gustaría morir ahogado cerca de la playa, por eso sigo nadando.

Juana dijo...

Y pijamas, sábanas, camisones .... que no llegan y no entiendes porque y aparatos (que valen una millonada) que se guardan y no sabes porque, y cosas que no se arreglan por cabezonería, y .... los seres humanos somo "interesantísimos" de observar.

MiAnestesista dijo...

Muchas pesadillas se solucionarían si se respetara a los profesionales. Solamente escuchándolos. Pero hay directores que se meten en su despacho y les asusta que los veamos por los pasillos.

grasiete dijo...

Ufffffffff ya me lo imagino si yo como una simple estudiante ...... me suena el teléfono matiné, vermut y noche ....... por tal paciente ....... necesita esto, el hospital no tiene esto, ya soy una mis insomnio ........... de tanto pensar en como atar los parches ....

Saludito ......

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails