viernes, 13 de noviembre de 2009

Funcionó otra vez


Espero que no les haya pasado nunca porque es una situación comprometida. Y casi siempre pasa con alguien conocido, recomendado o la que tienes mucho aprecio. A mí me ha pasado dos veces y, gracias a Dios la primera vez unos quince días después de haber leído la posible solución en una carta al Director de la Revista Española de Anestesia que ahora no encuentro. El problema es el siguiente: cuando intentas sacar un catéter epidural y se queda enganchado, y no sale, y tiras,y no sale, y sigues tirando, y ,al final, se rompe dejando un cabo muy pequeñito fuera del paciente .

La primera vez me quedé frío, pero como hacía poco que había leído algo, lo intenté con muy poca confianza. Hace dos días, cuando me volvió a ocurrir sabía que iba a funcionar. Pero los 20 minutos hasta que sale el catéter se hacen interminables.
La solución es atar el resto del catéter a algo que pueda prolongarlo (el mismo catéter roto fue lo que yo utilicé) y sujetarlo con un peso contínuo (un suero de 500 ml, al que se le pueden ir añadiendo, después de un tiempo prudencial suerecillos de 100 ml). Se deja el peso a su aire y, de pronto, salta todo, sacando el catéter totalmente.

No es para tomárselo a risa, algunas veces la cosa acaba en intervención quirúrgica

5 comentarios:

Emilienko dijo...

Te he respondido en mi blog.

Sobre lo del catéter, de lo poco que no soporto aún en Medicina es ver una punción lumbar, así que me ha dado bastante repeluco colgar en péndulo un bote de suero de la duramadre espinal.

MiAnestesista dijo...

Más repeluco da el no poder sacarlo. Pero si piensas el gran adelanto que es poder continuar protegiendo al paciente contra su dolor después de la cirugía, poder mejorar los resultados de la cirugía por participar en la rehabilitación de las rodilla, caderas, etc.
Pero, para tu tranquilidad, el catéter no tira de la duramadre espinal (www.mianestesista.blogspot.com/2009/11/diferencias-entre-epidural-e-intradural.html).
Por cierto, cuando os veo con un colesteatoma y la fresadora en las manos cerca de las meninges, yo también miro para otro lado.

Oidun dijo...

Puffff

Yo me quedaría helado.... pánico, pánico....

La verdad es que sólo he visto hacer la epidural un par de veces... pero me imagino el que se te quede un trozo dentro con las posibles consecuencias que podría tener...

Y es para preocuparse mucho...

¿Es algo habitual? :-S

Martín dijo...

Una solución muy ingeniosa la verdad. A mí sólo me pasó una vez siendo residente aún. El catéter se quedó enganchado (vete tú a saber dónde) y al tirar de él se estiraba y se estiraba pero no cedía, cuando la cosa estaba ya cerca de la rotura pensé en cambiar a la paciente de postura y salió sin dificultad. Espero que no me vuelva a pasar porque en efecto si se queda dentro las consecuencias pueden ser desagradables. Gracias por el Quick Tip anestésico

MiAnestesista dijo...

Oidun: gracias a Dios no es nada frecuente. En mi vida habré puesto cerca de 15.000 epidurales y sólo me ha pasado dos veces. En catéteres tunelizados. Esta última vez la pequeña cicatriz de la incisión que nos sirve para tunelizar el catéter fue la que lo atrapó.
Martín; el cuictip lo leí en una carta al director y es de los artículos que cuando los lees piensas: "ya dejan publicá detó". Per, menos mal que entre tanto sabio hay gente práctica.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails