miércoles, 2 de junio de 2010

Como el Olor a hospital


Para los médicos, el hospital no huele. Un urólogo te jurará que su planta no huele a orina. Un cirujano pondrá su mano en el fuego apostando que el quirófano suyo no huele tanto a barbacoa cuando usa el bisturí eléctrico. Una ginecóloga no puede definirte a qué huele el líquido amniótico, hace tiempo que sus pituitarias no tienen capacidad para distinguirlo.

De igual forma casi nadie es capaz de señalarte a los miembros del Servicio que se aprovechan de cierto grado de corrupción, de cierto grado de inmoralidad. Es tan cotidiano que ya no se nota. Como el olor a Hospital.
Si alguien no hace las guardias que le corresponden por prorrateo, pero compra guardias en dinero negro, no huele.
Si alguien abandona sus guardias porque otro se las cubre y no hace constar su nombre en ningún papel, no huele.
Si un Jefe de Sección organiza el trabajo para favorecer a los miembros de su equipo en la privada, no huele.
Si se sigue cobrando el Complemento de Exclusividad y se compatibiliza con la asistencia privada, no huele.
Si se trabaja en un hospital público y, de tapadillo, se hace cirugía concertada en la privada, no huele.
Si se tiene contrato público y se simultánea con un contrato para una Mutua, no huele.
Si el director del hospital no quiere saber nada de los tejemanejes que condicionan ciertas malas relaciones en un Servicio, no huele.
Hay veces que hay ciertas costumbres que están tan arraigadas en el día a día de nuestras vidas, que no nos damos cuenta de que nos impregnan y nos marcan. Como el olor del hospital.

2 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Pues desde aquí noto yo un tufillo a mierda que te aseguro que sí, que huele y MUCHO.

MiAnestesista dijo...

Maño: Lo de la medicina privada y la pública en España es una mentira muy gorda, como he tratado de exponer en alguna que otra entrada. Debería haber una reglamentación que separara con más claridad las dos facetas. Y que obligara a las Compañías Aseguradoras a respetar el trabajo de los médicos. Hoy por hoy, la medicina privada vive a la sombra de la pública y se aprovecha de todos estos tejemanejes para hacer el agosto. Hay mucho administrativo que vive del trabajo del médico (lo siento Máñez, pero me gustaría saber cómo se reparte en España los gastos que llegan a las compañías privadas, qué parte va para el paciente, qué parte va para el médico y qué parte para el gasto de infraestructura, además de los BENEFICIOS de los inversores, que son muchos).
Esta entrada me vino inspirada como respuesta de un comentario que me hicieron a la entrada anterior ( http://mianestesista.blogspot.com/2010/05/un-problema-de-logica-publica-o-privada.html ) y tiene una segunda parte que me estoy preparando, una especie de manual para corruptos...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails